Hospitales están provistos con sistemas alternos de energía y de otros servicios que son fundamentales.

Los hospitales o casas de salud tienen planes de contingencia para afrontar desastres naturales como terremotos o cortes imprevistos de energía eléctrica.

El viernes 9 de marzo, en el hospital “Vicente Corral Moscoso”, del Ministerio de Salud Pública (MSP) se suspendió la energía eléctrica por 47 minutos.

El corte fue ocasionado por trabajos de la Empresa Eléctrica Regional Centro Sur (EERCS) en la subestación Número 3 Monay, es decir, por un factor externo. Para estos casos, el hospital cuenta con un soporte de energía alterno con dos generadores, explicó ayer, Oscar Chango, gerente general de esta casa de salud. Uno de ellos tiene capacidad de 50 kVA (que es la unidad de medida de los generadores eléctricos) y otro de 2.000 kVA que se encienden de forma automática cuando ocurre un corte de electricidad.

Proceso

El primer generador provee de energía a los equipos médicos de soporte vital, como los que dan respiración artificial, por ejemplo, y cubre las áreas críticas de emergencia como: neonatología, quirófano, el Banco de Sangre, el Banco de Leche y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Emergencia, señaló Chango.

Además, los equipos vienen con sistemas de baterías, regulación o baterías adjuntas (UPS) que den soporte al equipo desde 30 minutos hasta 6 horas de funcionamiento, dijo el gerente.
Mientras que el segundo generador provee de energía al resto de sectores del hospital. A más de esto, cuando hay una alerta de pérdida de energía, se activa el Plan de Contingencia con un técnico de Gestión de Riesgos más un equipo de personas que están las 24 horas.

Ellos verifican que cada área y sus equipos funcionen a pesar de que los mismos cuenten con baterías de reserva.

El hospital de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (SOLCA) Cuenca también cuenta con un Plan de Contingencia.

Geovanny Álvarez, administrador del instituto, comentó que tienen dos generadores eléctricos que se activan automáticamente cuando hay un corte de electricidad.

A esto se suman tres cisternas de agua para abastecer al edificio en caso de suspensión del servicio y todo un sistema de cilindros de respaldo de gases médicos para abastecer al tanque criogénico.
Para el administrador, “todas las áreas de un hospital son críticas…” y todo debe funcionar siempre.

Los cortes de electricidad son imperceptibles, anotó Álvarez porque los generadores son automáticos y el mantenimiento de los mismos es constante, así que no han tenido inconvenientes.
Al igual que el hospital “Vicente Corral Moscoso”, los equipos médicos tienen UPS de mucha capacidad para dar la energía necesaria mientras se restablece el servicio eléctrico. (PVI)-(I)

AUTOMATIZACIÓN

En el corte de energía del viernes 9 de marzo, el generador eléctrico del hospital “Vicente Corral Moscoso” no se encendió automáticamente.

Oscar Chango, gerente del hospital, indicó que en octubre del 2017 se contrató un ajuste a la automatización del sistema eléctrico y se instaló un tablero que permite garantizar un proceso automatizado más moderno de las fases que llegan de energía eléctrica al hospital. Pero, a raíz de que la Empresa Eléctrica Centro Sur (EERCS) cambió los cables de alta tensión y postes en el sector, “parece que por los sistemas de transferencia de energía en algún momento, cuando se suspendía la energía no se iban todas las fases de energía, sino se iba una sola…”, sostuvo Chango y añadió que el sistema de energía alterna “aparentemente” no detectaba que todas las fases no funcionaban y no se activaba la transferencia automática.

Todavía hay varias hipótesis de lo que ocurrió el viernes anterior y está pendiente una revisión de análisis de carga de los circuitos del hospital y realizar ajustes para que no falle la transferencia automática. (PVI)-(I)  www.radioriverusafm.com  

SU COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)